Fundador de una familia religiosa

En colaboración con la sierva de Dios Madre Klara Szczesna, sensible por los más necesitados y para que se extienda el Reino del Sagrado Corazón de Jesús, padre Pelczar fundó en Cracovia en el año 1894 la Congregación de las Siervas del Sagrado Corazón de Jesús.

Modelo de laboriosidad

Dotado por Dios generosamente, San José Sebastián no desperdiciaba talentos recibidos sino los multiplicaba y desarrollaba. Una de las pruebas de su laboriosidad son sus numerosos escritos. Entre ellos hay obras teológicas, cartas pastorales, homilías, discursos, manuales y oracionales. Los más destacados son: Vida espiritual, Meditaciones sobre la vida sacerdotal, Meditaciones sobre la vida religiosa, Meditaciones sobre la vida de nuestro Señor Jesucristo, Pío IX y su pontificado, Pío IX y Polonia, La Tierra Santa e Islam.

Una de las personas que fue testigo de la vida del Santo Obispo, explicando el secreto de su vida llena de frutos dice:

"Las personas laboriosas, especialmente, las que pasan más tiempo en la intimidad con Dios que con los hombres, tienen tiempo para todo".
Primeras hermanas
en la escuela para las empleadas
Escritor
"Todo
para el Único
Dios"
Lema del Fundador:
Patrono de buenas elecciones en la vida

Cada vocación es un misterio y don que Dios pone en el corazón humano al llamarlo a la existencia. A veces, el seguir la voz de Dios exige la renuncia de los planes, caminos que parecen fáciles. Como bachiller, él mismo vivió esta alternativa:

En el principio en mi alma no hubo claridad ni alegría porque el estudio era para mí muy importante, especialmente la historia y me inclinaba a otro campo de trabajo. Pero pronto entendí qué gran felicidad es ser sacerdote. Ya entonces anoté en mi diario: "Los ideales terrenos palidecen. El ideal de la vida veo en el sacrificio, y el ideal de sacrificio en  sacerdocio".


Guía en el camino a la santidad

El sacerdote José Sebastián siendo aun joven, era conocido como buen predicador y confesor. Estas habilidades se hicieron más palpables cuando trabajaba como profesor en el Seminario y en la Universidad Jagellónica donde tuvo posibilidad de  formar los corazones de futuros sacerdotes.

Sin duda, la mayor influencia tuvieron sus libros, especialmente el más leído - "Vida espiritual" que logró hasta nueve publicaciones (última en 2003). Les recuerda a sus lectores:

       "Servir a Dios es nuestra tarea principal. Tarea más importante frente cual todo lo demás es nada".
Fundadores

En la espiritualidad de la Congregación reflejan sus personales devociones, deseos y ansias: la alabanza de Dios en el misterio del Sagrado Corazón de Jesús, culto a la Eucaristía, amor a la Virgen María, caridad para con los enfermos y abandonados, por las jóvenes que necesitan de ayuda moral y material. Como lema y saludo les dio las palabras:


Alabado sea el Sagrado Corazón de Jesús - Sea alabado

Pasados los años, así recordaba este acontecimiento: 

Que Dios me perdone este atrevimiento, porque hasta hoy, fundadores eran las personas santas,
pero lo que me justifica son las circunstancias en las cuales he visto claramente la voluntad de Dios.
Ya desde su juventud, cuando cursaba la secundaria, vemos en la vida del santo los deseos de reconocer y cumplir la voluntad de Dios. Escribía:

"El acuerdo con la voluntad de Dios trae una paz inquebrantable. ¿Qué puede inquietar al que todo lo recibe con alegría, sabiendo, que todo proviene de la voluntad de Dios llena de amor?"

En la homilía durante la beatificación, el Papa Juan Pablo II dijo: "He aquí un hombre que no solamente decía "Señor, Señor" sino cumplía la voluntad de Dios".
 
Continúa